Asociación por la Unidad de Nuestra América

 

 

 

Sobre la Integración Latinoamericana

Ana I. Mariño 1

 

Al adoptar como campo principal de actividad el tema de la integración regional latinoamericana y caribeña, la Asociación por la Unidad de Nuestra América (AUNA México) pretende contribuir a su mejor conocimiento al conjuntar, mediante la realización de diversos foros de discusión, una gran variedad de esfuerzos que puedan hacerse en torno a alcanzar una mejor comprensión de la situación actual y los obstáculos que enfrenta este proceso, así como las propuestas concretas que posibiliten los avances.

La celebración de este Tercer Seminario de Integración en el seno del Foro Permanente de la Unidad Latinoamericana organizado por AUNA México deriva de esos propósitos. Es preciso abordar las múltiples y complejas vertientes que presenta el proceso integrador en nuestro continente para perfilar propuestas viables y útiles para el desarrollo de nuestros pueblos.

Es deseable que las reflexiones que en este seminario se presentan, como durante la primera sesión, tengan en cuenta la gran diversidad de problemas que han enfrentado desde hace por lo menos cinco décadas los diferentes intentos integradores en América Latina así como definir lo más claramente posible el tipo de integración que, según nuestro parecer, es el idóneo para nuestra América, pues no podemos ignorar que sobre todo en las dos últimas décadas ha tenido lugar una suerte de integración entre varios bloques de países ante el avance incontenible del proceso de mundialización (de acuerdo con la concepción francesa) o de globalización según los teóricos anglosajones.

Hasta ahora, la tan mencionada globalización se ha regido por procesos encabezados por el gran capital trasnacional, y en vez de ser una real integración que derive en beneficios para todos los participantes, es decir incluyente, ha sido más que nada una integración comercial que al ampliar los mercados a que pueden acceder las empresas trasnacionales, se traduce en beneficios y pingües ganancias para éstas y reducidos sectores sociales de los países involucrados. Así, al privilegiar la acumulación del gran capital internacional inevitablemente produce en cada una de nuestras patrias efectos desnacionalizadores, polariza a los diferentes sectores sociales, a la postre desintegra internamente a las economías nacionales preexistentes al subordinarlas a los designios de dicho gran capital y aunque las integra cada vez más al mercado mundial, progresivamente pierden soberanía frente al proceso internacionalizador. Sin duda, ese no es el destino que deseamos para nuestra América.

Por otra parte, si bien es conveniente que se revisen los diferentes intentos integradores que en la propia América Latina y el Caribe se han realizado (ALALC, ALADI, CARICOM y otros), convencidos de que los problemas de la integración económica desbordan al “libre comercio” e incluso a la economía, se torna indispensable analizar las características específicas de recientes procesos de cooperación, colaboración e integración que se han producido en todas las latitudes (Unión Europea, Mercosur, TLCAN y muchos más), para identificar, adaptar y reproducir los que han tenido efectos positivos y evitar en lo posible los que han sido desfavorables.

Precisamente, en la sesión de hoy nuestros ponentes abordarán con indudable autoridad importantes aspectos económicos, jurídicos, políticos, históricos y culturales de la integración latinoamericana. No será necesario abundar sobre la experiencia y los aportes a este propósito del economista y periodista licenciado Mauro Jiménez Lazcano, del ex embajador doctor Alejandro Sobarzo, el periodista Luis Suárez y el arquitecto Carlos Véjar Pérez-Rubio, a quienes ahora cedo la palabra.

* Investigadora Titular del Instituto de Investigaciones Económicas, UNAM. Miembro de AUNA México.

 

 

Libro Integración de América Latina y el Caribe

 

Otras Publicaciones de AUNA México

 

Página Principal de AUNA México