Asociación por la Unidad de Nuestra América

 

FORO PERMANENTE DE LA UNIDAD LATINOAMERICANA

1er. Seminario del Foro de la Unidad

México y América Latina: Crisis y Alternativas

Los días 3, 10, 17 y 24 de julio de 1996, la AUNA México puso en marcha el Foro por la Unidad de América Latina, al llevar a cabo el Primer Seminario, denominado: México y América Latina: Crisis y Alternativas, en el que participaron como ponentes competentes especialistas sobre problemas diversos de nuestra región. La siguiente es la reseña del evento, publicada en el Boletín México AUNA Nº 6:

Primera Sesión.-

México y América Latina ante la crisis y la globalización

José Luis León, actualmente funcionario de Relaciones Exteriores, destacó cinco grandes problemas estructurales, que caracterizan y vuelven difícil la actual situación de México y otros países: el dualismo estructural, el financiamiento, la falta de competitividad, la escasa incorporación de la tecnología a la producción y el problema del Estado. Tales problemas son de diferente naturaleza, pero se interinfluyen y en conjunto constituyen el gran problema a resolver y el principal obstáculo a superar. Y aunque no estamos frente a una situación estática sino ante cambios e incluso ciertos avances no desdeñables, en torno a cada uno de los principales problemas falta todavía mucho por hacer, y en la política en acción falta claridad y precisión sobre lo que se considera fundamental para resolverlos.

El economista Alonso Aguilar Monteverde recordó la persistencia y singularidad de la actual crisis y señaló que, en realidad puede hablarse de un ya muy prolongado periodo de crisis que se inicia al fin de la también larga fase de expansión que siguió a la segunda guerra, y que se entrelaza con otros procesos que influyen grandemente en el mundo de hoy: la internacionalización y globalización sin precedentes, una profunda reestructuración del capital, la producción y la fuerza de trabajo que debilita a numerosas empresas sobre todo pequeñas e incluso a muchas de las más grandes; la rápida y desigual incorporación de nuevas tecnologías que eleva la productividad, reduce costos y flexibiliza la producción, pero tiene, a la vez consecuencias sociales muy negativas que reemplazan trabajo humano y afectan grave y aun dramáticamente a millones de personas capaces, a la que es cada vez más difícil trabajar y vivir dignamente; y una política monetarista restrictiva y neoliberal que a menudo resulta un remedio peor que la enfermedad.

Gerardo Gil Valdivia, directivo empresarial, prestó especial atención a la internacionalización y globalización, señalando que si bien se trata de procesos que se desenvuelven desigualmente y plantean no pocos problemas, ningún país puede sustraerse a ellos. Coincidió con quienes piensan que estamos ante una nueva y compleja situación, en la que con frecuencia los hechos desbordan los marcos jurídicos y las soluciones tradicionales, y lo internacional tiende a imponerse sobre lo que fue campo de acción del Estado nacional. Ante la inconveniencia y aun imposibilidad de volver al proteccionismo y las economías cerradas, México debiera promover su nueva y mejor inserción en la economía internacional, a la manera en que lo hace, en América Latina, especialmente Brasil.

El periodista y economista David Márquez Ayala, por su parte expresó que México, y en general América Latina, se enfrentan "... a dos tipos de crisis en forma simultánea: una de tipo estructural, profunda y permanente, y otras de tipo conyuntural-financiero, que son agravamientos secuenciales-recesivos de la primera." En cuanto a la reestructuración subrayó la diferencia que hay entre las más grandes empresas, que incluso se han beneficiado de la crisis misma y vinculádose al capital transnacional, y la difícil y aun crítica situación del 90% de las demás empresas, pequeñas y medianas. Agregó, además, que "Esta es hora de poner en marcha grandes proyectos..", pare terminar hablando de la necesidad de dinamizar "a los anquilosados organismos que tutelan la integración regional: la ALADI, el SELA, el BID, el CEMLA, la CEPAL y otros..." " América Latina, e incluso en todo momento el Caribe, tiene que ganarle la carrera a la estrategia de las Américas", de Estados Unidos.

 

Segunda Sesión.-

El costo social del ajuste estructural

Julio Boltvinik, académico de El Colegio de México, quien abrió la segunda sesión, a partir de diversas cifras del sistema de cuentas nacionales demostró que mientras en los años anteriores a 1981, la producción y el ingreso nacional y por habitante aumentaron en forma significativa, después de 1982 lo han hecho muy lenta, inestable y desigualmente y el grueso de la población ha sufrido un sensible deterioro en sus niveles de vida. Entre los nuevos rasgos de la situación creada por los llamados programas de ajuste estructural del FMI y el Banco Mundial, Boltvinik señaló que aun aumentando la producción no lo ha hecho el empleo, sino que el desempleo, más bien, es el que ha crecido; que la participación de los salarios en el PIB ha decrecido grandemente y que incluso donde se ha elevado la productividad no han mejorado los salarios.

Bertha Luján, dirigente sindical, a su vez dio a conocer un reciente estudio del FAT, en el que se precisan algunas de las múltiples formas en que los trabajadores organizados y el movimiento sindical en su conjunto han sufrido el embate de las políticas contraccionistas y neoliberales. En México, concretamente, aparte de haberse reducido el nivel de empleo y de salarios, se han violado las leyes laborales y derechos fundamentales de los trabajadores que incluso tienen el rango de derechos humanos, incumplídose contratos colectivos de trabajo y restringídose o canceládose prestaciones que los trabajadores conquistaron desde hace años, a partir de esfuerzos y luchas.

Elio Villaseñor, dirigente cívico, hizo la última intervención, y con base en su amplia experiencia en el ámbito de las organizaciones no gubernamentales que hacen labor social y trabajan en esfuerzos organizativos que permitan a la gente defender sus derechos ejerciéndolos, señaló que si bien hay problemas muy diversos y a menudo graves no fáciles de resolver, si se procede honestamente; se conoce la realidad en la que se actúa, se despliega iniciativa y se hacen propuestas concretas y viables, se puede fundadamente aspirar a que la acción y organización ciudadanas hoy en proceso logren avances, atraigan a cada vez más personas de muy diverso origen y contribuyan a que las cosas cambien y sean mejores.

 

Tercera Sesión.- 

La transición a la democracia y su consolidación

¿Cuál es el rezago democrático de México frente al resto de Latinoamérica? ¿Cuáles casos latinoamericanos son más importantes en materia de transición a la democracia? ¿Qué enseñanzas arrojan dichos casos para la transición en México? Fueron estas las preguntas que trataron de responder los expositores de la tercera sesión de Seminario.

Aun cuando se tuvo la ausencia de Demetrio Sodi de la Tijera, la sesión resultó muy rica en opiniones y conocimiento del tema.

La maestra Sol Arguedas nos habló acerca de los problemas que acechan a la América Latina, destacando en un sentido teórico el asunto de la democracia y en particular la lucha por la democracia entre los pueblos del mundo. Al respecto habló de la falta de democracia que padecemos, en medio de la injusticia y la miseria actual, e hizo una crítica al neoliberalismo, el cual, apuntó, es antidemocrático por naturaleza. Terminó destacando que al final se habrá de alcanzar la democracia en el mundo.

Santiago Creel, actualmente consejero ciudadano, hablo sobre la democracia en México desde el ángulo de la reforma del Estado, haciendo énfasis en las dificultades y los problemas a los que se enfrentan diversos partidos políticos frente a un sistema que no acaba por aceptar los necesarios cambios de la actual época. Al respecto dio algunos ejemplos acerca de la manera como en los hechos se ha limitado la toma de decisiones de las actuales instituciones electorales en el país y habló de la real autonomía que requieren estas para jugar un papel efec-tivo en el desarrollo de la democracia electoral. Recordó además, al referirse al concepto "transición democrática", los casos de otros países como Chile, España o Portugal, donde la transición ha tenido diferentes duraciones.

El escritor e historiador Horacio Labastida hizo de su parte un puntual repaso de la historia mexicana para dar cuenta de añejos problemas en el asunto de la democracia electoral. Recordó el curso de diversos procesos electorales habidos en México desde la Constitución de Apatzingán en 1814 hasta la época actual, enfatizando la existencia de distintos momentos en los cuales las elecciones han sido ilegales, pero legítimas, o legales pero ilegítimas, para finalizar refiriendo la necesidad que actualmente en México se advierte acerca de una nueva Constitución.

 

Cuarta Sesión.-

Medios masivos, educación e identidad cultural de América Latina

Pese a la ausencia de Luis Suárez previamente notificada y de Miguel Ángel Granados Chapa, esta sesión también se caracterizó por exposiciones y debates de gran calidad.

La maestra Patricia Galeana subrayó la necesidad de repensar el concepto mismo de Identidad Cultural, así como el concepto de crisis, Al efecto formuló varias interrogantes: ¿la identidad es algo permanente e inmutable, o más bien algo que está sujeto a cambios constantes, máxime en esta época de globalización? ¿Cómo distinguir, en todo caso, entre los elementos esenciales y complementarios de la identidad cultural de las naciones? Y respecto a la crisis, ¿acaso no terminó ya al tiempo que se inicia toda una nueva época?

Por su parte, el periodista Jorge Meléndez destacó, antes que nada, la necesidad de distinguir entre medios de comunicación, donde hay un verdadero intercambio entre el emisor y el destinatario, y medios de simple difusión, puesto que el destinatario no tiene mayor oportunidad que la de recibir pasivamente los mensajes del difusor. A partir de esa distinción, su propuesta central se refirió a la democratización de los medios y al fortalecimiento de la democracia, tanto en México como en América Latina toda, como el vehículo principal para preservar nuestra iden-tidad cultural.

Finalmente, Enrique Brito, con base en su rica experiencia como dirigente de organizaciones cívicas, subrayó la necesidad de promover una "comunicación educativa", a diferencia de la comunicación impositiva y manipuladora a la que estamos acostumbrados, acaso más en México que en el resto de Latinoamérica. Ello para enfrentar la grave crisis de credibilidad en los medios y, enseguida, para contribuir a una relación positiva y armónica entre comunicación, educación y cultura.

Las personalidades que moderaron el evento en cada sesión: Ana Mariño, economista del IIEc-UNAM, Clara Jusidman, ex-funcionaria y consultora, Silvia Gómez Tagle, investigadora de El Colegio de México y Patricia Galeana, presidenta de la Asociación Mexicana de Estudios Internacionales, jugaron un importante papel en la conducción del mismo.

 

* Tomado del Boletín México AUNA Nº 6, México, julio agosto de 1996, páginas 3 y 4.

 


  

El libro América Latina. Crisis-Globalización-Alternativas, recoje las ponencias presentadas de los cuatro participantes principales de la primera sesión del Primer Seminario del Foro Permanente por la Unidad Latinoamericana (México y América Latina ante la crisis y la globalización): Alonso Aguilar Monteverde, Gerardo Gil Valdivia, José Luis León y David Márquez Ayala. Co-editado por AUNA México y la Editorial Nuestro Tiempo, la obra puede ser adquirida en librerías, en la Editorial Nuestro Tiempo (avenida Universidad Nº 771, despacho 103, teléfono 688-65-64, de la ciudad de México), y a la siguiente dirección electrónica: [email protected]

 

 

Otros Seminarios de AUNA México

 

Página Principal de AUNA México